martes, 5 de mayo de 2009

Branko Marinkovic, Rubén Costas, Guido Nayar y otros empresarios y activistas, además del ex general Lucio Áñez, fueron implicados por la Fiscalía, que anoche reveló la estructura de la supuesta organización irregular.
• CONFERENCIA . El fiscal Marcelo Sosa realiza la explicación del diagrama de la organización de Eduardo Rózsa.

Luego de recibir las declaraciones de su testigo “clave” y de dos proveedores de armas al supuesto grupo terrorista liderado por Eduardo Rózsa, la Fiscalía armó la posible estructura de la organización irregular y reveló ayer que líderes cruceños empresariales, cívicos y el prefecto Rubén Costas estarían vinculados.

El ex dirigente cívico Branko Marinkovic; el presidente de los empresarios, Pedro Yovio; el cívico y dirigente ganadero Guido Nayar; el líder de los agropecuarios, Mauricio Roca, entre otros, son citados por el testigo “clave”, identificado como Ignacio Villa Vargas, apodado El Viejo y considerado el “soplón” del grupo.

El fiscal Marcelo Sosa hizo las revelaciones en una sorpresiva conferencia en la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), donde también explicó que las declaraciones de Juan Carlos Gueder y Alcides Mendoza, detenidos y acusados de proveer armas al grupo de Rózsa, aportan en la investigación.

Según las revelaciones de Mendoza, “quien inicialmente financió al grupo con 200 mil dólares para la compra de armas de fuego fue Branko Marinkovic”. Ese dinero se habría pagado a un grupo de argentinos que no cumplió con la entrega de armas.

Villa Vargas habría complementado la información asegurando que en una reunión en la que estaban “Mauricio Roca, Pedro Yovio, Guido Nayar”, recibió una oferta económica de Marinkovic que, en ese momento, se habría contactado “ telefónicamente con Rubén Costas, quien ofrece una casa y una propiedad”.

“Ambos ofrecimientos tenían como objetivo terminar lo que estaba empezando, refiriéndose a una serie de atentados”, relató Sosa y añadió que esta situación se da luego de los atentados a la casa del ex masista Guido Guardia y del hoy viceministro de Autonomías, Saúl Ávalos.

Según la declaración de los testigos, Nayar habría ofrecido terrenos de la Federación de Ganaderos de Santa Cruz para que el supuesto grupo irregular se prepare, pero no se concretó el ofrecimiento y terminaron armando su “centro de operaciones” en el stand de Cotas ubicado en el campo de la Expocruz, donde se encontró un arsenal de armas y explosivos.

De las reuniones vinculadas al grupo de Rózsa participaban entre ocho y 20 personas, donde asistía, en “algunos casos, Branko Marinkovic; casi siempre Guido Nayar; en algunas oportunidades Pedro Yovio”, según las declaraciones del “testigo clave”.

En estas reuniones, agregó, no faltaban “Alejandro Melgar (El Lucas), Hugo Achá (Superman), Mauricio Roca (empresario)”. Melgar se encuentra prófugo, al igual que Achá, quien era responsable de Human Rights Foundation (HRF) en Bolivia.

Mundi Pará, Horacio Daruda, José Luis Quiroga, Francisco Frigianti, Juan Kudelka y Carlos Guillén también son mencionados en las declaraciones de los testigos. De hecho, Kudelka junto a Achá, Melgar y otras dos personas no identificadas están ubicados en la cúspide de la organización descrita por Sosa.

La Fiscalía precisamente maneja la hipótesis de que cinco personas integran el grupo de adinerados que aportaban al grupo identificado como “Los Tíos”.

El secretario de Autonomías de la Prefectura de Santa Cruz, Carlos Dabdoub, aseguró que el Gobierno tiene la intención de descabezar a la oposición. Insistió en que se persigue el objetivo de “descabezar a los líderes de instituciones y, de esa manera, terminar con la resistencia democrática (en esta región)”.

En el grupo de financiadores también se identifica a Luis Hurtado, que aparece en el pago de facturas del hotel Austria, donde se alojó el grupo irregular por 82 días.

En las revelaciones de Sosa, que se dan a un día de reforzarse la presencia militar con 1.200 efectivos en San Ignacio de Velasco y a un año de la aprobación del Estatuto Autonómico, también se menciona el nombre del ex general de Ejército Lucio Áñez Ribera.

Villa Vargas, además de Gueder y Mendoza, señala al ex militar como la persona que los contactó para proveer armas. “Gueder fue contactado por el señor Lucio Áñez; Alcides Mendoza fue el contacto con Gueder, quien a su vez fue convocado al grupo por Lucio Áñez”, explicó Sosa.

Mario Tádic, quien se encuentra detenido junto a Elöt Tóazó en la cárcel de San Pedro, reveló, según el fiscal, que Rózsa y Michael Dwyer (muerto el 16 de abril) fueron los responsables del atentado a la casa del cardenal Julio Terrazas, el 15 de abril.

“Qué pena que no matamos al curita”, habría señalado Rózsa en esa ocasión, según las declaraciones de Tádic.

Rózsa, Dwyer y Arpak Magyarosi fueron muertos en el operativo policial del 16 de abril. Tóazó y Tádic están detenidos. Entre los prófugos se menciona también a Daniel Gaspar (húngaro) y Gabor Dudog (húngaro).

Según Sosa, al supuesto grupo terrorista debían sumarse otras 17 personas extranjeras.

“Qué pena que no matamos al curita (en alusión a cardenal Julio Terrazas), dijo Eduardo Rózsa”.
Mario Tádic, detenido en San Pedro.

“Quien financió inicialmente al grupo con 200 mil dólares fue Branko Marinkovic para armas”.
Alcides Mendoza, proveedor armas.

Organigrama de la organización de Eduardo Rózsa Flores

El responsable de las investigaciones, el fiscal Marcelo Sosa, rompió la reserva del caso “terrorismo”.

Financiadores • Alejandro Melgar Pereira, Hugo Achá, Juan Alberto Kudelka Zalles y otras dos personas no identificadas en el organigrama presentado.

Acusados • El empresario y ex dirigente cívico Branko Marinkovic, el prefecto de Santa Cruz, Rubén Costas, y Guido Nayar serán citados al Ministerio de Público.

Empresarios • Mauricio Roca y Pedro Yovio fueron mencionados por el fiscal Marcelo Sosa sobre la base de las declaraciones de un testigo “clave” y de otros dos.

Implicados • Elöt Tóazó, Alcides Mendoza, Juan Gueder, Juan Kudelka, Luis Hurtado, Lorgio Balcázar, Daniel Gaspar y Gabor Dudog, éstos dos últimos prófugos.

Muertos • Eduardo Rózsa Flores, Arpak Magyarosi y Michael Dwyer murieron la madrugada del 16 de abril del 2009 en el hotel Las Américas de Santa Cruz.

Blancos • Atentaron contra la casa del senador Guido Guardia; del actual viceministro Saúl Ávalos; la casa del cardenal Julio Terrazas, según sus planes.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada