viernes, 17 de abril de 2009

Adolescente prostituía a jovencitas


La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de El Alto desarticuló esta semana una red de proxenetas que tenía entre sus dos líderes a una adolescente de 14 años que reclutaba a otras menores de edad para inducirlas a consumir alcohol y thinner y a prostituirse. Además, las amenazaba con un cuchillo para que cada una entregue un porcentaje de su ganancia a la administración, según datos policiales.


Ayer por la mañana se realizó la audiencia de medidas cautelares contra la menor de 14 años en el juzgado de la Niñez y Adolescencia de El Alto. Allí se determinó su detención preventiva en el Centro de Diagnóstico y Terapia Mujeres de La Paz acusada de proxenetismo, según informó el fiscal Harry Suaznábar.


El último martes, efectivos de la FELCC allanaron cuatro alojamientos cercanos a La Ceja. En dos de ellos encontraron a 15 menores de edad —de entre 13 y 17 años, entre mujeres y hombres—, que se dedicaban a la prostitución y a robar. En ese grupo estaba la joven acusada.
En la audiencia contra la adolescente y de acuerdo con los testimonios de las otras menores, ésta obligaba a sus compañeras con “punta” (cuchillo) a entregarle un porcentaje de su ganancia. Cada menor cobraba por estar con un hombre entre Bs 40 y 50 y atendían de siete a 10 personas por día. Por cada cliente daban entre Bs 15 y 20 a las líderes de esa red.

“La jovencita, al parecer, era huérfana y se acercaba a otras que estaban en la calle y en igual condición que ella. Algunas ya consumían alcohol y clefa, y ella les ofrecía un albergue y así las reclutaba”, dijo la directora municipal de Asuntos Generacionales de El Alto, Domi Conde.
La autoridad explicó que la mayoría de las adolescentes reclutadas para este trabajo ilegal vienen de hogares desintegrados.

Entre el 8 y el 14 de abril, el personal de la FELCC y de la Fiscalía realizó operativos en diferentes alojamientos ubicados en alrededores de La Ceja. Allí logró rescatar a 26 menores, entre varones y mujeres, quienes eran obligados a robar y a prostituirse a cambio de alcohol, thinner, alimento y una habitación.

El jefe de la división Trata y Tráfico de Personas de la FELCC de El Alto, capitán Wálter Sosa, comandó los operativos y explicó que en una primera instancia se rescató a 11 niñas que eran prostituidas y por información de ellas se liberó a otras 15, además se detuvo a cinco personas, entre administradores y propietarios, de los que tres fueron a juicio.

Ayer el juez Quinto de Instrucción en lo Penal, Javier Espinal, determinó enviar a la cárcel de San Pedro a Johnny Villca Quispe y a Ceferino Quenallata Santos. Tatiana Quisberth González fue remitida al centro de Orientación de Mujeres, todos acusados de proxenetismo.
Sosa informó que las menores habrían declarado que la adolescente de 14 años y Tatiana Quisberth González (20) obligaban a las niñas a prostituirse en los alojamientos cercanos a La Ceja.

La autoridad policial informó que desde el año pasado recibió varias denuncias de adolescentes reclutadas en El Alto. Indicó que a diferencia de casos anteriores, las víctimas ya no son sacadas al exterior para prostituirlas, como a La Rinconada (Perú), sino que ahora se quedan en el país.
Embarazada a los 13 años

De las 15 menores rescatadas por la Policía de El Alto el martes 14 en el alojamiento Romualdo, una adolescente de 13 años está embarazada y al parecer habría sido contagiada con una Infección de Transmisión Sexual (ITS), informó ayer la directora de Asuntos Generacionales de la Alcaldía alteña, Domi Conde.

Señaló que para precautelar la vida de la adolescente y de su bebé, se someterá a la menor a otros exámenes de laboratorio. No supo precisar el tiempo de gestación que tiene.
Por otro lado, dentro del grupo de las menores rescatadas también se maneja la versión de que otras tres se encuentran embarazadas, al igual que la joven de 20 años Tatiana Quisberth González, que las prostituía.

La directora municipal sostuvo que algunas dicen estar embarazadas para evitar ir a un centro de rehabilitación y en el caso de la persona adulta es para no ser remitida a la cárcel. “En todo caso, lo que se hará es someterlas a un análisis para saber si están embarazadas o no, ése es un proceso rápido”, señaló.

Llevaban menores a pedido
La acusada de proxenetismo, Tatiana Quisberth González, trasladaba a las adolescentes a los alojamientos donde les esperaban los clientes para pagar por servicios sexuales. Al parecer el centro de las operaciones y albergue de las menores era el alojamiento Romualdo.
En la audiencia cautelar realizada ayer en el juzgado de la Niñez y la Adolescencia de El Alto, el fiscal Harry Suaznábar sostuvo que las niñas testificaron que Tatiana Quisberth las llevaba a los alojamientos donde “hacían pieza” y por la versión y documentación encontrada en los recintos, la acusada conocía a los administradores. Dos fueron remitidos a la cárcel.
“La imputada trabajaba con otras personas y todos ellos conocen a las menores y testigos de los hechos”, argumentó el fiscal para evitar que el juez que atiende el caso otorgue libertad a las tres personas acusadas de ser proxenetas.
Las adolescentes explotadas sexualmente habrían identificado, en las pasadas horas, a las tres personas de estar ligadas en el oficio ilegal en El Alto.
Operativos
14 de abril • El Juez 5° de Instrucción en lo Penal de El Alto dispuso el allanamiento, requisa y secuestro en cuatro alojamientos cercanos a La Ceja.
Cinco alojamientos • El fiscal Harry Suaznábar y efectivos policiales ingresan a cinco locales y en cuatro encuentran documentos y a menores.
Arrestos • En el alojamiento Romualdo se detiene a Johnny Villca; en el Perla a tres personas; y en otro sin nombre a Ceferino Quenallata.

Bolivia Somos Todos Los Bolivianos - Bolivia Us All Bolivians - Ultimas Noticias de Bolivia - El Rincon de Wily LOG IN