lunes, 1 de enero de 2007

Departamento del Beni
Bandera del Departamento del Beni Imagen:Escudo_de_Beni.JPG
Bandera Departamental Escudo de Armas
Beni
Capital Trinidad
Ciudad más grande Trinidad
Idiomas oficiales Español, Moxeño
Provincias 8
área
- total
- % de Bolivia
Lugar nº 2
213.564 km²
19,44%
Población
- Total (2005)
- % de Bolivia
- Densidad
Lugar nº 8
411.399
4,48%
1,93hab./km²
Aniversario 18 de noviembre de 1842
Creación del Departamento
Gentilicio Beniano/a
Prefecto Ernesto Suárez (PODEMOS)
Senadores Walter Guiteras (PODEMOS)

Héctor Vargas (PODEMOS)
Miguel Majluf (MNR)

Diputados 9 de 130
Código Telefónico: + (591) 3
ISO 3166-2 BO-B
Simbología BE

El departamento del Beni de Bolivia, tiene 213.564 km² y 411.399 habitantes. Su capital es Trinidad. Limita al norte con el departamento de Pando y la república de Brasil; al este con Brasil y Santa Cruz; al sur con Santa Cruz, Cochabamba y La Paz; y al oeste con La Paz y Pando.

Contenido

[ocultar]
  • 1 Historia
  • 2 Gobierno y Administración
  • 3 Provincias
  • 4 Clima
  • 5 Geografía y Medio Ambiente
  • 6 Economía
  • 7 Población y Etnografía

Historia

El Beni fue el centro de una importante civilización precolombina, conocida como Cultura Hidráulica de las Lomas. Desde más o menos 4000 años adC. (probablemente antes: el dato actual se basa en las cerámicas datadas) hasta el siglo XIII, la región fue asentamiento de importantes grupos humanos organizados en sociedades preestatales (en algunos casos muy centralizados), definidos como cacicazgos, potentados locales. El sistema se basaba, ambiental y económicamente, sobre el uso de específicas características ambientales (uso de plantas acuáticas como fertilizantes y gigantescos sistemas de pesca) y en la construcción de grandes obras hidráulicas que permitían la conexión entre los varios núcleos humanos en cualquiera estación, los cultivos también en la época de inundaciones (por esto la creación de campos de cultivo elevados visibles aun hoy en día desde el aire), de terraplenes, diques, canales y lagunas con función viaria y de pesca.

A la llegada de los españoles, la región ya estaba en plena decadencia desde hacía cerca de tres siglos. De toda forma ella queda como uno de los centros de origen y propagación de muchos productos agrícolas de difusión mundial: tabaco, cacahuete o maní, algodón, yuca (Manihot esculenta), camote (Ipomoea batatas).

Después de una temporada de intenso interés por parte de los españoles en la primera fase de la época colonial, cuando se creía que el Beni pudiese ser unas de las sedes del mítico "El Dorado", o Paitití, la región permanecerá en un estado de fuerte marginalidad por algunos siglos.

En la época republicana, entre la mitad del siglo XIX y el inicio del XX, el norte del Beni ha sido teatro del auge económico de la goma o caucho. La abundancia de árboles de siringa (Hevea brasiliensis) llamó en la región un grande número de personas, muchos aventureros y tropas de trabajadores, muchos de los cuales indígenas, que trabajaban en condiciones de semi-esclavidud. Por décadas, el área se transformó en una de las regiones más activas y dinámicas de Bolivia. Cachuela Esperanza, un importante centro de tránsito del caucho, a la orilla del río Beni, tenía a final del siglo XIX unos de los más equipados hospitales de Bolivia.

Actualmente la explotación siringuera ha casi desaparecido del área por la absoluta falta de rentabilidad frente a la producción del Asia meridional: muchas de las antiguas barracas caucheras han sido transformadas en estancias ganaderas. Sobreviven sólo pequeños productores locales de ponchos engomados para la navegación fluvial y otros objetos de uso tradicional.

Gobierno y Administración

De acuerdo con la actual Constitución Política de Bolivia, la máxima autoridad del Departamento es el Prefecto, similar a un Gobernador, pero con funciones restringidas. Desde 2005 el Prefecto es elegido por voto popular directo para un término de 5 años (anteriormente el cargo era designado por el Presidente de Bolivia).

De la misma forma, el Departamento del Beni cuenta también con un Consejo Departamental (similar a una legislatura departamental, pero con funciones restringidas) de 12 miembros llamados Consejeros. Cada provincia beniana recibe un mínimo de 1 consejero, siendo los consejeros restantes asignados de acuerdo al número de habitantes. La elección de los consejeros corresponde por ley a los municipios.

Provincias

El Departamento del Beni está constituido por 8 provincias, que se recogen en la siguiente Tabla.

Nombre Población Superficie km² Capital Mapa
Cercado 93.276 12.276 San Javier
Antonio Vaca Díez 134.657 22.434 Riberalta
General José Ballivián Segurola 80.650 40.444 Santos Reyes
Yacuma 29.397 34.686 Santa Ana de Yacuma
Moxos 23.823 33.316 San Ignacio de Moxos
Marbán 15.766 15.126 Loreto
Mamoré 13.638 18.706 San Joaquín
Iténez 20.192 36.576 Magdalena

A su vez, las provincias se dividen en cantones y hay un total de 48 cantones en todo el departamento.

Clima

El Beni tiene un clima tropical húmedo, con una precipitación media anual entre 1.000 y 4.000 mm. El ambiente es caluroso en general aunque en ciertas temporadas llegan vientos fríos procedentes del sur que producen descensos bruscos de temperatura.

Geografía y Medio Ambiente


Sabana del Beni y el río Yacuma

El territorio es un amplia planicie de sabana (véase Sabana del Beni, con abundantes cursos de aguas, lagunas tectónicas y artificiales y pantanos (localmente denominados «curichi»). Se trata de una sabana de inundación que durante la temporada de lluvia, entre diciembre y mayo, puede inundar amplias áreas del departamento. En casos extremos, pero frecuentes, esta inundación puede abarcar más de 100.000 km² del departamento (por ejemplo años 1992-2007-2008).

Se presentan afloramientos rocosos y pequeñas serranías de origen precámbrico hacia el este, en las regiones fronterizas con Brasil.

El bosque ocupa las riberas de los numerosos ríos (bosque de galería) y rodea prácticamente todas las extensas sabanas de unos 150 mil km² de extensión.

El bosque tropical húmedo del sector meridional es el más amenazado por los cultivos agroindustriales (soya principalmente) tanto que en algunos sectores ha desaparecido completamente quedando sin solución de continuidad los cultivos con la sabana.

En el área occidental, el bosque de pie de monte andino también es amenazado, aunque en menor medida, por los cultivos de subsistencia de los colonos migrantes de origen andino y la tala industrial para la obtención de madera. Mejor conservados son los bosques del norte y este del departamento.

Economía

Introducida a comienzo del siglo XVII por los jesuitas, sea quizás la ganadería la actividad económica más importante del departamento. Se trata de una ganadería extensiva que ocupa la sabana natural, y su grande diversidad de pastos naturales, para la producción principalmente de carne. Hay más de tres millones de cabezas de ganado en el Beni.

La agricultura tiene un prioritaria importancia para la subsistencia de la población rural. Aunque el clima es favorable, los suelos no son muy productivos. Los cultivos principales, algunos de estos originarios de la región, son la yuca, maíz, plátano, arroz (en los últimos años cultivados también en forma industrial en la sabana), frutales, etc.

En los bosques del norte y este del departamento se recolecta la castaña o almendra (nombre comercial nuez del Brasil) obtenida del árbol Bertholletia excelsa, del cual el departamento del Beni, junto al limítrofe departamento de Pando, es el principal productor mundial.

La pesca representa otro importante sector productivo, orientado siempre más hacia la venta fuera del departamento o la exportación.

La caza de lagarto, Caiman crocodylus, para la obtención de cuero, legalizada por cupo anuales hace algunos años, se ha convertido en otra actividad económica importante dirigida casi exclusivamente hacia la exportación (Italia y Francia principales importadores). Lamentablemente son escasos los controles sobre el respeto de los cupos de caza.

Para la economía de subsistencia es también importante la caza de animales silvestres.

Aunque se ha establecido la presencia de varios minerales, sobre todo en el área occidental del departamento, solo la extracción de oro tiene importancia en el sector minero (serranía de San Simón).

Población y Etnografía


Macheteros, típico baile beniano

La población actual es étnicamente diversa. Hay oriundos de la zona y descendientes de europeos, aunque el mestizaje de siglos se refleja en una buena parte de los benianos. Los grupos étnicos nativos principales son: Sirionó, Moxeño (Trinitario, Ignaciano, Javierano y Loretano), Yuracaré, Moré, Pauserna, Baure, Canichana, Chacobo, Esseja, Tacana, Chimán, Movima, Cayubaba e Itonoma.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada